miércoles, 7 de julio de 2021

Roger Federer, ocho veces campeón de Wimbledon

 Roger Federer, ocho veces campeón de Wimbledon, se ha despedido esta vez en cuartos después de encajar incluso un 6-0 final ante un Hubert Hurkacz en estado de gracia: 6-3, 7-6 (4) y 6-0 en sólo 1h.48’ de juego. El polaco, de 24 años y nº 18 mundial, se enfrentará el viernes en semifinales al italiano Matteo Berrettini o el canadiense Felix Auger-Aliassime.

Federer, de 39 años y 8º del ranking, ha vivido uno de sus días más ásperos en su jardín preferido, la pista central de la ‘Catedral’ del tenis donde tantas alegrías ha experimentado en su carrera. Hurkacz jugará por primera vez unas semifinales de Grand Slam, el segundo polaco en lograrlo después de Jerzy Janowicz en 2013.

Sopló un molesto viento, pero no fue excusa para el suizo, que nunca encontró magia en su raqueta, todo lo contrario que Hurkacz, cuyos poderosos golpes mandaron sobre la pista: 36 golpes ganadores (34 Federer) y únicamente 12 errores no forzados (30 el suizo).

A punto de cumplir 40 años, Wimbledon’2021 aparecía como la mejor oportunidad de Federer (y quién sabe si última) para ampliar su colección de Grand Slams: comparte el récord de 20 títulos con Rafa Nadal y Novak Djokovic (19) tiene ahora su vía más libre para unirse al club porque el serbio sí estará el viernes en las semifinales.

Hurkacz, de 1,96 metros de estatura, enseñó desde el principio su fe en la victoria y se anotó el primer set gracias al break del sexto juego (6-3). Federer reaccionó en el segundo parcial situándose 0-3, pero el polaco le devolvió el break en el séptimo juego y forzó un tiebreak que a la postre fue definitivo en la suerte del choque.

A Hubert no le tembló el pulso en el desempate (7-4) y al suizo se le hizo una montaña ver que su rival se adelantaba con dos sets arriba. Sin chispa para la remontada, Federer apenas opuso resistencia cuando Hurkacz le rompió el saque en su primer turno de la tercera manga, resuelta en ese doloroso 6-0 final.

Hurkacz demostró su potencial cuando ganó brillantemente este año el Masters 1.000 de Miami, donde superó a seis rivales tan complicados como Kudla, Shapovalov, Raonic, Tsitsipas, Rublev y Sinner.

Sin embargo, después de la gira sobre pista dura, el polaco cayó en picado y, de hecho, llegó a Wimbledon después de perder en primera ronda en sus cinco torneos previos, ante Millman (Madrid), Musetti (Roma), Van de Zandschulp), Halle (Auger) y Stuttgart (Stricker), los dos últimos ya sobre hierba.

Sin duda, Hurkacz ha renacido pisando el verde esperanza de Wimbledon.