domingo, 6 de junio de 2021

Sin embrago, el piloto

 Faltaban tan sólo tres vueltas para que finalizara el GP de Azerbaiyán de la Formula 1, cuando Max Verstappen -quien era puntero- fue víctima de una ponchadura de neumáticos, cuestión  que provocó que el holandés perdiera el control de su bólido y posteriormente quedara fuera de la carrera.

Sin embrago, el piloto de Red Bull felicitó a su compañero Sergio Pérez, quien tomó la delantera tras el accidente del neerlandés, para llevarse el título de la carrera: “Con el corazón roto en mi propia carrera… pero feliz por el equipo y enormes felicitaciones a Checo Pérez por el triunfo”.

Además, Verstappen también felicitó a su escudería ya que aseguró toda la estrategia para ganar el GP de Azerbaiyán fue perfecta, si bien no se pudo por la pinchadura de neumático.

El auto, las paradas en los pits y la estrategia fueron increíbles de nuevo; gracias a Red Bull. No hay mucho qué decir en este momento aparte de que seguiremos empujando hasta el final”.

LA FRUSTRACIÓN

Instantes después del incidente, Verstappen salió sin inconvenientes de su monoplaza, al cual revisión de inmediato; sin embargo, ante la impotencia de saber que la posibilidad del triunfo se le había escapado, dio un par de patadas a su automóvil, el cual yacía accidentado frente a un muro de contención.