domingo, 13 de junio de 2021

El mundo se paralizó por completo. La vida de un jugador

 El mundo se paralizó por completo. La vida de un jugador la devolvieron aquellos que la pelearon en campo, en una batalla ajena al futbol. Christian Eriksen se desplomó cuando jugaba con su Selección, Dinamarca, contra Finlandia en la Eurocopa.

El primer tiempo estaba casi por finalizar. Al minuto 43 Eriksen cayó sobre el césped en una imagen desgarradora, porque sus compañeros pidieron la asistencia médica inmediata, mientras su capitán, Simon Kjaer, hacía lo posible para que siguiera respirando.

Christian convulsionó, sus compañeros rompieron en llanto ante una incertidumbre, ante un posible hecho de que uno de los suyos perdiera algo más que un partido, que perdiera la vida jugando defendiendo a su país.

Las asistencias rápidamente entraron al terreno de juego y le realizaron el masaje cardíaco al jugador del Inter de Milán, ante la incredulidad de los presentes.

Los integrantes de la Selección danesa, rotos, se colocaron delante de Eriksen durante más de 10 minutos e incluso una familiar del ex del Tottenham Hotspur bajó al campo, siendo consolada. Jonas Wind no pudo reprimir las lágrimas, mientras el azulgrana Martin Braithwaite rezaba por su compañero.

El trago amargo pasó y finalmente Eriksen fue retirado en camilla consciente, con la mirada al cielo perdida, pero aún entre los vivos, mientras la afición gritaba el nombre de aquel que regresó de la muerte.

Las causas de su desvanecimiento son inciertas, vienen una serie de estudios para determinar qué pasó, conocer por qué motivo la vida del jugador danés estuvo en peligro.

Después de la preocupación y la conmoción inicial que dejaron las imágenes de Eriksen inconsciente, la UEFA anunció que el futbolista había “sido trasladado al hospital y se ha estabilizado”.

El anuncio de que el jugador estaba bien le devolvió a todos de nuevo el alma, pero en cuanto sucedieron los hechos, el mundo del deporte lanzó mensajes de apoyo.

Nombres como Luka Modric, Mesut Özil o instituciones como la Real Federación Española de Futbol, el Real Madrid y el Barcelona, reaccionaron con mensajes de ánimo para el jugador del Inter.

Özil, exjugador del Real Madrid y del Arsenal, declaró estar “en shock” y dijo que todo el mundo está con Eriksen en unos momentos difíciles. “Por favor, que estés bien”, escribió en su cuenta oficial de Twitter.

Modric, jugador del Real Madrid, también mandó desde Twitter sus ánimos con el nombre del danés y dos dibujos de las manos rezando deseando la pronta recuperación de Eriksen.

El club de Modric, el Real Madrid, lanzó toda su “fuerza y apoyo” a Eriksen, mientras que el Barcelona también reaccionó en su cuenta oficial con un escueto pero contundente “Mantente fuerte, Eriksen”. A los dos clubes españoles se unió la RFEF para mostrar su más “sincero apoyo y cariño” al jugador de la selección danesa de futbol.