martes, 22 de junio de 2021

El 22 de junio de 1986, el Estadio Azteca fue el escenario donde se llevaron

 El 22 de junio de 1986, el Estadio Azteca fue el escenario donde se llevaron a cabo los Cuartos de Final del Mundial, duelo que disputarían Argentina e Inglaterra, un encuentro con una rivalidad que trascendía de la cancha. La albiceleste comandada por Diego Armando Maradona, buscaba vengarse de los británicos, pues cuatro años atrás (1982) se desató un conflicto bélico entre ambas naciones, el motivo las Islas Malvinas.

En aquella guerra que duró 74 días, murieron 650 soldados y civiles argentinos, mientras el ejército británico reportó 255 soldados muertos.

Previo a aquel cotejo, la prensa y los aficionados sudamericanos comenzaron a lanzar consignas, las cuales hablaban de honor y revancha, pues los europeos les habían robado parte de su territorio, motivo por el cual la Albiceleste quería ganar esta nueva ‘guerra’ a como diera lugar.

Corría el minuto 6 del segundo tiempo (52 del partido) cuando: “la pelota va para Maradona, Maradona puede tocar, hace un dribling, ¡se va, se va entre tres!, ¡siempre Diego!, ¡genial, genial!, tocó para Valdano, entró Maradona, sale Shilton, ¡la metió!, ¡mano!, ¡gooooool!, ¡gooooool!” , narración de Víctor Hugo Morales, la cual hasta el día de hoy, enorgullece a los argentinos, a pesar de haber sido ‘trampa’, pero como lo dijo ‘El Pelusa’: “Ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de perdón, no”.

Después de derrotar a los ingleses 2-1 y avanzar a las semifinales, los reporteros le preguntaron a Maradona: ¿Lo metiste con la mano? A lo que el Diego respondía: “Yo digo que fue gol legítimo”, una contestación que duró 29 años.

La revelación de D1EG0

“El gol contra Inglaterra fue con la mano”, confesó Maradona en su programa de televisión “La Noche del 10”, donde relató lo sucedido en aquella polémica jugada en la que doblegó a Peter Shilton con un puñetazo: “Esto se lo quiero contar a los argentinos, y también al resto del mundo, ¿por qué no?”.

Toco la pelota, veo que la pelota entra en el arco, salgo gritando, y veo que el línea va para la mitad de la cancha, entonces, cuando vi que el juez de línea iba para el medio de la cancha, le pedí a los muchachos, ya que nadie me venía a abrazar, que me abrazaran, que hiciéramos quilombo para que convalidaran el gol, y claro todos los muchachos tímidos me vinieron abrazar, pero fue un abrazo diciendo, estamos robando (sic)”.

Tras esta revelación, Maradona dejó en claro que no se arrepiente de haber marcado con la mano, ya que lo volvió hacer tiempo después: “nunca me arrepentí de haber marcado ese tanto con la mano, e inclusive hice otro parecido jugando para el Nápoles contra Udinese en la Liga italiana. Hasta el brasileño Zico, que jugaba para ellos, me preguntó si no me parecía mal y yo le respondí que para nada”.

Shilton nunca perdonará a Maradona

Tras el fallecimiento de Diego Armando Maradona el pasado 25 de noviembre del 2020 a causa de un paro cardiorrespiratorio. El ex arquero de la selección inglesa, Peter Shilton, quien fue víctima de la Mano de D10S, aseguró que nunca perdonaría lo realizado por el astro argentino.

Sin dudas fue el mejor futbolista que enfrenté, pero al día de hoy no lo perdono ni perdonaré. Jamás se disculpó, nunca dijo: ‘hice trampa e inventó eso que llaman la ‘mano de D10s’, escribió el ex portero en su columna en Daily Mail.

El guardameta de 1.86 metros, y quien le sacaba 20 centímetros de ventaja a Maradona explicó desde su perspectiva aquella polémica jugada.

Como arquero, me hubiera gustado golpearlo en la cabeza porque a nosotros siempre nos gusta agarrar la pelota, y yo la iba a agarrar, por eso creo que Maradona la golpeó con la mano y no con la cabeza”.

El árbitro no vio nada…

El turco Ali Bennaceur, árbitro central de aquel encuentro fue duramente criticado por no haber marcado la mano del argentino, pero en entrevista para la BBC de Londres reveló que no logró ver el momento en la que Diego Armando metió la mano para rematar.

No sé si fue la mano de Shilton o la de Maradona. Miré a mi colega que estaba en el centro, por la línea media y pensé que tal vez él había visto mejor porque estaba en una mejor posició”.

Si me hubiera señalado que era una falta, yo le hubiera dicho a Maradona y él habría intentado anotar de nuevo, pero él me confirmó el gol, así que se lo tuve que dar a Maradona”, puntualizó al igual que durante los reclamos del goleador inglés Gary Liniker: “Liniker estaba jugando y él es un goleador, y él me dijo; por favor árbitro, fue con la mano, y yo le dije: Por favor sigue jugando, y se terminó”.

El gol del siglo. El broche de oro de la venganza

Cuatro minutos después de la ‘Mano de D10S’, Maradona le puso un moño a la pelota y nos regaló uno de los goles más hermosos en la historia de este deporte; además de ponerle la cereza del pastel a la venganza en contra de los británicos por ‘robarles las malvinas’.

Lo marcan dos, pisa la pelota Maradona, arranca por la derecha el genio del futbol mundial, deja el tendal y va a tocar para Burruchaga… ¡Siempre Maradona! ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta.

Gooooool. Goooooool. Gooooool… ¡Quiero llorar! ¡Dios Santo, viva el fútbol! ¡Golaaazooo! ¡Diegoooool! ¡Maradona! Es para llorar, perdónenme…

Maradona, en una corrida memorable, en la jugada de todos los tiempos. ‘Barrilete Cósmico’. ¿De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina? Argentina 2 – Inglaterra 0. Diego Armando Maradona… Gracias Dios, por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas, por este Argentina 2 – Inglaterra 0″, relato de Víctor Hugo Morales en el cual reflejó un sentimiento de revancha.

En esa corrida, que se ha calificado como una obra de arte, Diego Armando Maradona alcanzó una velocidad de 14.4 kilómetros por hora, en la que realizó 12 toques a la pelota con la pierna zurda y dejó atrás a 5 futbolistas ingleses (Hoddle, Reid, Butcher, Fenwick y Shilton), para hacer vibrar a más de 114.580 aficionados argentinos.

Este golazo así lo recordaba ‘El Pelusa’.

“El ‘Negro’ Enrique dice que me dio un pase que me dejó solo. Me la da lejos del arco. Tengo la suerte de encarar, y ver a los ingleses que no me podían agarrar, no podían llegar a la pelota. Cuando veo dudar a Fenwick, tiro la pelota adelante, se la tiro a él, y cuando se la tiro adelante, él me quiere meter la mano, pero yo venía a 100 por hora, a mí no me paraba nadie. Cuando voy a patear, veo a Shilton que me tapa todo el arco, entonces lo amago, la juego cortita, Shilton queda ‘despatarrado’ y la empujo, entonces siento una patada del Butcher en el tobillo que me rompió, pero era tan grande la alegría del gol que no me dolió, después del partido me quedo el tobillo enorme”, dijo en innumerables entrevistas.

Hoy será el primer aniversario de ‘La Mano de D10S’ y del ‘Gol del Siglo’ sin Diego Armando Maradona, quien falleció hace siete meses, pero que seguramente le agradecerá a Dios la ayuda que le brindó en aquella tarde, donde se convirtió en leyenda.