domingo, 6 de junio de 2021

Denver, Estados Unidos.- ¡Malditos penales!

 Denver, Estados Unidos.- ¡Malditos penales!

Andrés Guardado falló un penal al 124′ y gracias a ello Estados Unidos se coronó en la Nations League, al derrotar 3-2 al Tricolor.

En una Final dramática, el “Principito” perdió el duelo contra el portero Ethan Horvath, quien entró de cambio ante la lesión de Zack Steffen, y todo para portar el traje de héroe en la Final.

Minutos antes, al 114′, Christian Pulisic le dio a Estados Unidos la ventaja por primera vez en el partido, tras un tiro desde los once pasos, en una ejecución digna de alguien que ha ganado la Champions. Eso sí, la marcación fue polémica, tras la revisión en el VAR en la que el árbitro determinó falta de Carlos Salcedo.

Fue tal la controversia que incluso el técnico Gerardo Martino fue expulsado. Hirving Lozano enloqueció, de puro coraje. Estados Unidos remontó un partido que perdía desde los 59 segundos, cuando Jesús “Tecatito” Corona robó un balón y superó con un riflazo al portero Zack Steffen.

A la Final no le faltó nada: hubo goles, broncas, lesiones, jugadas al límite, tiros a portería, polémica arbitral, otra suspensión momentánea por el grito discriminatorio en las gradas y hasta múltiples invasiones a la cancha del Empower Field at Mile High, en Denver.

Desde el primer minuto, ya había taquicardia en varios aficionados. Jesús “Tecatito” Corona marcó un golazo a los 59 segundos, en el que primero le hizo un túnel a Weston McKennie, el de La Juve, y luego robó el balón a Mark McKenzie.

Estados Unidos se vio agobiado en muchos momentos, como en el mano a mano en el que el portero Zack Steffen venció a Hirving Lozano, o bien con aquel gol de Diego Lainez (al 79′, a los dos minutos de su ingreso), el jugador que entró de último minuto a la convocatoria por la lesión de Érick Gutiérrez y que celebraba con Guardado el que parecía el gol del título.

Pero México sucumbió a balón parado. Así los estadounidenses se vengaron de la derrota en la Copa Oro hace un par de años, así sobrevivieron antes de aquella anotación de Pulisic.


Lo peor de México su defensiva, con un Luis Rodríguez impreciso todo el partido, con continuas pérdidas de balón en la salida, con una falla técnica en la que regaló el tiro de esquina que derivó en el empate a dos, tal y como lo había hecho en el tanto de Giovanni Reyna. Jesús Gallardo también falló varios pases y ni siquiera le sopló a McKennie en la anotación. Héctor Moreno no ganó un solo duelo en los tiros de esquina, siempre involucrado en las malas marcas.

Esos yerros, además de la mala ejecución de Guardado, provocaron el triste desenlace en la Nations League. Quizá haya revancha en la Copa Oro, pero por ahora Estados Unidos goza en el trono.