miércoles, 26 de mayo de 2021

Juan Reynoso no fue la primera opción de Cruz Azul,

 Juan Reynoso no fue la primera opción de Cruz Azul, pero quizá sea la más acertada de los últimos 23 años. Antes, la nueva dirigencia buscó un nombre rimbombante como el de Matías Almeyda, Antonio Mohamed o incluso sacar del retiro a Hugo Sánchez; sin embargo, la falta de presupuesto provocó que sus ojos voltearan hacia el peruano.

Y sí, Reynoso llegó en una nube de escepticismo que se agravó con las dos primeras derrotas del campeonato, que desataron las voces apocalípticas sobre un fracaso prematuro en Cruz Azul. Sin embargo, Juan se dedicó a trabajar, convenció a su grupo, firmaron una temporada histórica y ahora está a 180 minutos -o más- del logro más grande.

A prueba de sequías

El camino de Reynoso como entrenador comenzó de la mano del Coronel Bolognesi de Perú. Un equipo que solo tenía dos Copas y algunos trofeos regionales, hasta que Juan los llevó a la conquista del Clausura 2007, su primer título nacional en 78 años de historia.

Fue un inicio complicado, pero después Juan supo imponer su liderazgo y estilo de juego, así logramos el título del Clausura. Con él tuvimos dos logros: entrar por primera vez a Copa Libertadores y obtener un campeonato nacional. Yo me fijé en él por toda la trayectoria que tenía como jugador y persona, porque siempre ha sido muy correcto, muy empecinado en sus ideales y con una formación de liderazgo y de creer en sus convicciones; eso nos convenció para apostar por él”, recuerda Fernando Martorell, presidente del Bolognesi.

Ese primer título hizo que el nombre de Juan Reynoso sonara fuerte en el futbol peruano; a los dos años volvió a ser campeón, ahora con el Universitario de Deportes. Para 2012 aceptó la invitación de venir a trabajar como auxiliar de Memo Vázquez en Cruz Azul y en 2013 tomó las riendas de Cruz Azul Hidalgo, con resultados muy discretos.

Fue entonces que regresó a Perú en 2015, donde logró otro de sus grandes triunfos: romper la sequía del Melgar, que llevaba 34 años sin ganar el título.

Nosotros tuvimos mucha suerte de contar con Juan como técnico, porque en mi experiencia Juan es un profesional en todo el sentido de la palabra, muy organizado, muy responsable y disciplinado, y esas características lo catapultan al éxito”, menciona José Suárez Zanabria, quien fuera administrador del Melgar en aquella época.

No solamente lidiábamos con presión por los resultados; el club tenía problemas económicos, pero logramos sacar adelante este proyecto. Nuestro último campeonato había sido en 1981 y logramos en 2015 ganar, justo en nuestro centenario; la situación era adversa, pero salimos adelante”, agrega Suárez Zanabria.

El método de Reynoso

En su primera conferencia como entrenador de Cruz Azul, Juan Reynoso se desligó de los ‘vendehumo’. No prometió el ansiado título y se refugió en el lugar común del trabajo diario. Sin embargo, los que lo conocen muy bien saben que para Juan el discurso va de la mano de la acción. Si promete trabajo, es porque trabajará hasta lograr su objetivo.

Él consigue el éxito por su comportamiento extremadamente profesional; no solo como el estratega, sino como la persona, el amigo y algunas veces el padre de los jugadores; él tiene esa cualidad de generar ese liderazgo en los jugadores”, afirma José Suárez Zanabria.

Y la gran clave es la rotación del plantel, donde todos son partícipes e importantes. “Es un gran estratega, que trabaja mucho lo táctico y físico; siempre ha tenido un buen manejo de grupo, él acá siempre le transmitió al jugador seguridad, confianza, el apostar por él a través de las rotaciones; Juan tuvo éxito porque supo gestionar bien a su grupo”, menciona Armando Sardón Guzmán, quien fue gerente del Bolognesi.

Juan Reynoso no fue la primera opción de Cruz Azul, porque se alejaba al perfil alto que buscaba la dirigencia; sin embargo, realizó una temporada histórica y está a un paso del gran objetivo. Al final, fue la opción correcta.

Lo ven para la Selección de Perú

Juan Reynoso no pasa desapercibido para el futbol peruano. Se le tiene estima y se sabe que muy probablemente, en algún momento de su carrera, dirigirá el rumbo de la Selección Peruana, incluso su nombre ya ha sonado.

Yo pienso y estoy convencido que Juan podría dirigir a la Selección Peruana, porque es un profesional que ha jugado ahí y está adquiriendo mucha experiencia; tiene ese liderazgo y creo que podría hacer un excelente papel, ojalá pronto pueda llegar”, mencionó José Suárez Zanabria.

Nosotros siempre le hemos visto bastante proyección, Juan está donde merecer estar; ojalá venga para la Selección, después de este proceso es la mejor opción que tiene Perú en este momento”, dijo Fernando Martorell.