jueves, 27 de mayo de 2021

Era 2003 cuando Carlos Acevedo apenas tenía cinco años de edad

 Era 2003 cuando Carlos Acevedo apenas tenía cinco años de edad, ni siquiera estaba en el kínder y José de Jesús Corona debutaba en la Primera División en el Atlas. Era  2005, Acevedo estaba en segundo año de primaria, cuando Chuy Corona ya había debutado en la  Selección. Era  2013, Carlos Acevedo apenas era registrado en la Sub-17 de Santos Laguna, cuando J.J. Corona ya había estado en una Copa del Mundo.

Y ahora, José de Jesús Corona, el portero más longevo de la Liga MX, se verá las caras con el guardameta titular más joven del torneo, Carlos Acevedo, en la final entre Cruz Azul y Santos.

Será un duelo de porterazos”, afirma el legendario Oswaldo Sánchez. El ahora comentarista está ligado a la lucha por el título del Guardianes 2021, porque fue titular en la final de 2008, “una gran serie en la que fuimos justos ganadores. Los dos partidos fueron complicados, en el segundo juego Cruz Azul se acercó al final, pero logramos coronarnos”.

Y hablando de porteros, Oswaldo asegura que serán claves para el destino del juego. En el caso específico de Jesús Corona, expresó: “Con su gran experiencia, con sus 40 años de edad, creo que está en su mejor momento, su principal característica es su colocación, su liderazgo y su gran seguridad de manos. El futbol ha sido injusto con él… Chuy se merece desde hace tiempo un título, y parece que esta puede ser su última oportunidad”.

Sobre Carlos Acevedo, el mundialista expresó: “Es un líder nato, asumió la capitanía de Santos muy joven, su principal característica es su rapidez en reacción, su gran técnica con los pies seguramente en algunos años estará peleando puestos en Selección Nacional”.

Con ambos, Oswaldo Sánchez tiene su historia. “Conozco a Carlos desde que entró a la escuelita de Santos, se fue y regresó, en algunas ocasiones subió a trabajar con nosotros”.

Con Jesús Corona lo une una gran amistad:  “Estuvimos en muchas concentraciones de Selección y nunca voy a olvidar el apoyo que me dio en  2006, porque estuvo muy cerca de mí cuando murió mi padre. Lo aprecio mucho en verdad y fuera de eso reconozco que es un gran portero”. Ante estas historias el exguardameta sólo puede decir de cara a la final del Guardianes 2021: “Será un duelo de porterazos”.