viernes, 23 de abril de 2021

Si bien su pasión por el americano

No hay duda que el actor Matthew McConaughey presume una carrera envidiable dentro del cine. Ganador de un Oscar en 2014 por su rol protagónico en Dallas Buyers Club, a sus 51 años también ha incursionado como Ministro de Cultura de la Universidad de Texas e incluso no ha escondido su intención de postularse como gobernador de Texas, las encuestas muestran gran favoritismo hacia él. Pero hoy a sus 51 años comenzó una nueva aventura.

Como socio y uno de los dueños del Austin FC, la nueva franquicia de la MLS, sus fines de semana han dado un giro radical. Su frase icónica en la pantalla grande Alright, alrgiht, alright! ahora tiene su versión como porra para el nuevo club. Los nacientes aficionados en la ciudad más rara del estado gritan con el tono Ole, ole, ole!. Si bien su pasión por el americano ha sido siempre bien conocida como hincha del ahora Washington Football Team, ahora divide su corazón para apoyar al Austin, a la vez que no deja de frecuentar a los Texas LongHorns, el equipo de su alma mater.

Si bien asegura que jugó 12 años de niño futbol y que sobre todo acumuló tarjetas rojas, hoy le debe su pasión a su esposa brasileña Camila Alves, con quien tiene tres hijos que también llevan en la sangre esa afición a su Selección. El Austin FC se estrenó en la MLS con una derrota 2-0 ante el LAFC, pero las ventas de abonos para ver al equipo se agotaron meses antes.