miércoles, 21 de abril de 2021

Federico Sarabia Pozo, quien aguarda

 El conflicto que vive la Cooperativa Cruz Azul entre el grupo de disidentes y los socios debe ser resuelto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), debido a las presuntas irregularidades cometidas por jueces locales, dijo Federico Sarabia Pozo, quien aguarda que se resuelva un litigio para determinar si fue legal su nombramiento como presidente del Consejo de Administración, cargo que por el momento no puede ejercer.

Indicó que la disputa ha generado la pérdida de miles de empleos y el cierre del Centro Clínico Pedagógico Integral en Hidalgo que atendía a 25 niños con capacidades especiales.

En entrevista con MILENIO, Sarabia Pozo pidió que se investigue el actuar de jueces del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México porque aseguró están “favoreciendo” a la disidencia y manifestó que está dispuesto acatar cualquier resolución judicial que emitan jueces federales y la Corte.

Con dos órdenes de aprehensión en su contra, por su probable responsabilidad en los delitos de fraude procesal (por su actuación al frente del Consejo) y fraude genérico (por la comercialización de cemento en la Planta de Hidalgo), Sarabia solicitó que se indague a José Manuel Salazar Uribe, juez 60 de lo Civil de la capital.

El representante de un grupo importante de socios, quien cuenta con suspensiones otorgadas por jueces federales que evitan su detención, declaró que Salazar Uribe fue quien “entregó la administración” a la disidencia, la misma que denunció al ex presidente de la cooperativa Guillermo Héctor Álvarez Cuevas, Billy Álvarez, con quien estaban asociado.

" Tal pareciera que el problema que traemos los socios de la Cruz Azul no es contra este grupo de disidentes, sino contra el Poder Judicial de la Ciudad de México, quitándonos las plantas, cerrando fuentes de trabajo, cerrando suministros de medicamentos en la pandemia, que a ellos nos les convienen que estén abiertas, para tenerlos de su lado con votos comprados”, añadió.

Sarabia apuntó que la disidencia se ha apropiado de las Plantas de Lagunas, Oaxaca; Aguascalientes y de Puebla, así como de las oficinas de la Cooperativa en Gran Sur, en la Ciudad de México.

" Lo peor es que han perdido empleo más de tres mil personas en Hidalgo. A partir de marzo de este año, se comenzaron a cerrar fuentes de trabajo y subsidios a hospitales, clínicas y medicamentos. Ellos han cerrado toda esta prestación (…) Somos 160 socios que no nos pagan ellos, porque no pensamos igual que ellos, porque estamos en contra de sus formas de proceder”, agregó.

Aseguró que cuentan con documentos de auditorías que involucran en irregularidades a los disidentes José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez, quienes fueron los que traicionaron a Billy Álvarez.

Federico Sarabia aseguró que él y los socios rescataron al equipo de futbol Cruz Azul de las manos de Billy Álvarez y de José Antonio Marín, éste último que está “tapando todas sus fechorías”, al igual que Víctor Manuel Velázquez, quienes se “están resistiendo a la rendición de cuentas”.

" Ellos eran aliados de Guillermo Álvarez, ellos lo traicionaron en 2015 y de ahí surgimos nosotros para defender a la cooperativa y dejar que ellos se pelearan para que arreglen sus pleitos. Ellos tenían todos los puestos gerenciales”, explicó.