domingo, 11 de abril de 2021

El Real Madrid se puso provisionalmente líder de LaLiga

 El Real Madrid se puso provisionalmente líder de LaLiga tras ganar 2-1 al Barcelona este sábado en el clásico, que aprieta la punta del campeonato español.

Benzema abrió el marcador (13), Toni Kroos puso el 2-0 de falta (28) y Óscar Mingueza hizo el 2-1 (60), que deja a los blancos en cabeza de la clasificación, empatados a puntos con el Atlético de Madrid, que el domingo visitará al Betis.

El Barça se queda en la tercera plaza del podio, a un punto de los dos primeros, dejando el campeonato más apretado que nunca a falta de ocho jornadas para el final.

El equipo blanco, que acabó con diez por la expulsión de Casemiro por doble amonestación (89), terminó sufriendo ante un Barça que se estrelló en la firme defensa rival.

Al cuarto de hora, Lucas Vázquez penetró por la derecha para poner un balón al área, donde Benzema remató de tacón para poner el 1-0 (13).

El tanto agitó un partido que empezó con los dos equipos tanteándose, yendo a la presión alta, lo que aprovechó el Real Madrid para buscar los espacios, dejados por un Barça que trató de tomar el control de la pelota.

Kroos aumenta la cuenta

Una internada de Vinicius, que tras hacer sufrir al Liverpool el martes en Champions, fue una pesadilla este sábado para Mingueza, acabó con una falta al borde del área.

Toni Kroos sacó la falta para hacer el 2-0 tras rebotar la pelota en la espalda de Sergiño Dest (28).

El tanto fue un mazazo para el Barça, que vio como el Real Madrid pudo aumentar su ventaja en un disparo de Fede Valverde al palo (34).

Los azulgranas pudieron recortar distancias en un doble oportunidad de Leo Messi, que casi marcó de gol olímpico al saque de córner pero su balón fue al palo (45+1), antes de rematar escorado encontrándose con Courtois (45+2).

El equipo azulgrana, que había empezado el partido con tres centrales, volvió a defensa de cuatro tras el descanso para tratar de contrarrestar las llegadas del Real Madrid, al tiempo que entró Antoine Griezmann por Dest (46).

Bajo el diluvio que cayó sobre el Alfredo Di Stéfano, el Barça dio un punto de intensidad a su juego con Pedri y Messi, tratando de encontrar los huecos en la defensa blanca.

El Barça empezó a llegar más, especialmente por la izquierda, donde Jordi Alba se benefició de la salida de Lucas Vázquez, lesionado, por Álvaro Odriozola (42).

Alba fabricó el tanto azulgrana al centrar al área, donde Griezmann dejó pasar el balón y Mingueza remató en boca de gol para hacer el 2-1 (60).

El tanto animó a los azulgranas que se hicieron con el dominio del encuentro frente a un Real Madrid, que dio un paso atrás, cerrándose y buscando las salidas al contraataque para tratar de aumentar su cuenta.

Susto final

Vinicius pudo haber puesto el 3-1 en un disparo que repelió el palo (61) antes de retirarse del campo junto a Benzema y Kroos para la entrada de Marcelo, Isco y Mariano (73) en lo que pareció un movimiento de cara a la vuelta de cuartos de Champions contra el Liverpool el miércoles.

En el último cuarto de hora, el Barça se volcó sobre la portería contraria ante un Real Madrid que se defendió como gato panza arriba y se llevo un susto final con un disparo de Ilaix al larguero (90+4), cuando ya llevaba cinco minutos con diez.

Los merengues se llevan tres puntos de oro para sus aspiraciones ligueras, mientras ponen presión al Atlético, obligado a puntuar el domingo para recuperar el liderato del campeonato.