miércoles, 14 de abril de 2021

Desde días atrás, los jugadores y el staff

 Comienza una nueva normalidad y los Saraperos de Saltillo regresarán a casa para iniciar sus entrenamientos de cara a la campaña 2021 de la Liga Mexicana de Beisbol, en un Parque Madero que se convertirá en una burbuja para evitar cualquier tipo de contagio al

Covid-19.

Desde días atrás, los jugadores y el staff de coacheo, comandado por Roberto “Chapo” Vizcarra, se sometieron a pruebas PCR para descartar casos positivos al nuevo coronavirus, mientras que todos los entrenamientos del Sarape se realizarán a puerta cerrada, esto como parte del Plan Diamante impuesto por la LMB.

Tuvieron que pasar 394 días para que la Nave Verde volviera a reunirse para preparar una campaña regular, recordando que fue el pasado 14 de marzo del 2020 cuando se suspendió la pretemporada por la pandemia, lo que orilló a la cancelación de la temporada y un duro golpe al beisbol mexicano.

Más de un año y el Sarape se mantuvo en activo para redondear el roster con las incorporaciones del dominicano Kennys Vargas, los cubanos Guillermo Avilés y Yudier Rodríguez, además del receptor mexicano Carlos Rodríguez, esto aunado a los refuerzos anunciados en el 2020.

Luis “Vampiro” Borges volverá a las filas de los Saraperos como parte del staff de coacheo, otra de las novedades importantes que se vivirán en este primer día de entrenamientos de cara a la campaña 2021 que inicia el próximo 21 de mayo.

Los Saraperos de Saltillo sostendrán un total de 20 partidos de preparación que inician el 25 de abril con su participación en la Copa San Luis Potosí, y culminan el 18 de mayo con el Clásico con Causa en el Parque Madero.

La unión hace la fuerza, y el Sarape iniciará una realidad diferente en medio de la pandemia, donde el objetivo es revivir al beisbol, salvaguardando la salud y enalteciendo la emoción de la afición ante el regreso de la pelota tras un año de ausencia.