martes, 9 de marzo de 2021

La delincuencia no es exclusiva de gente de a pie, en el deporte también

 La delincuencia no es exclusiva de gente de a pie, en el deporte también se ha presentado y provocado grandes sustos, como fue el caso del delantero de Rayados, Rogelio Funes Mori, a quien asaltaron en su hogar y se llevaron medio millón de dólares en joyas.

El delantero fue víctima de la delincuencia, luego de que un grupo de hombres armados ingresaran a su casa en Monterrey y lo sometieran junto al resto de su familia para despojarlos de objetos de valor con una suma superior a los 500 mil dólares.

El argentino se une a una larga lista de figuras que han sido asaltadas en México, aunque en otros casos el robo fue menor, ya que los secuestraron.

 

RUBÉN OMAR ROMANO
La vida del estratega argentino cambió en julio de 2005 cuando fue secuestrado camino a su domicilio después de una sesión de trabajo con Cruz Azul. Después de más de dos meses privado de su libertad, Romano fue rescatado por las autoridades.

 

 JAIR PEREIRA
En noviembre de 2018 el exjugador de Chivas, y actual elemento del Necaxa, denunció en su Instagram ser víctima de un asalto y ser amenazado con un arma en Guadalajara. Él y sus acompañantes no sufrieron lesiones y solo perdieron cosas materiales.

 

JORGE VILLAFAÑA
Meses antes del asalto a Pereira, Villafaña, quien entonces defendía a Santos, fue víctima de un delincuente que también portaba una pistola y que le robó más de 300 mil pesos. El siniestro ocurrió en el estacionamiento de un popular centro comercial de Torreón e iba acompañado de su esposa.

 

IVÁN MARCONE
Marcone mostró un excelente rendimiento durante el segundo semestre de 2018 con Cruz Azul, por lo que su salida de La Máquina en 2019 fue sorpresiva.
Sin embargo, en un comunicado emitido por el club se indicó que Iván se había marchado por varias razones, pero destacando que una de las principales fue haber sido víctima de la inseguridad de Ciudad de México, por eso salió corriendo del país.

 

 CARLOS SALCEDO
El defensa de Tigres fue víctima de robo el verano pasado cuando se encontraba de vacaciones en Guadalajara. “El Titán” publicó en redes sociales las posesiones que le fueron arrebatadas, incluso, compartió un video del vehículo en el cual se transportaban los delincuentes.

 

 JORGE SÁNCHEZ
En noviembre de 2019, el mediocampista del Atlético San Luis, Jorge Sánchez, reveló en redes sociales que él y su familia fueron víctimas de un asalto a cargo de varios maleantes. El club potosino apoyó a su jugador y compartió la publicación de Sánchez pidiendo la ayuda de los usuarios para recuperar su automóvil lo antes posible junto con las autoridades.

VIVIANA MICHEL- SUSANA ABUNDIZ
Las exjugadoras del América denunciaron en sus redes sociales haber sido víctimas de robo cuando se dirigían vía carretera a Toluca.
Las futbolistas indicaron que los asaltantes les robaron computadoras y diversos artículos de valor. Michel y Abundiz compartieron una fotografía de la ubicación en donde sucedió el siniestro para evitar que otras personas fueran asaltadas o recibieran daños.

 AQUIVALDO MOSQUERA
El examericanista fue víctima de un robo millonario cuando asaltantes entraron a la casa del colombiano en Pachuca. Los delincuentes se llevaron un motín estimado en un millón de pesos entre dinero en efectivo y objetos de valor.

 

 FRANCISCO JAVIER RODRÍGUEZ
“El Maza”, exjugador de Chivas y América, fue víctima de un robo millonario, luego de que le fueran hurtados cuatro automóviles en su casa ubicada en la Ciudad de México. De acuerdo a diversos reportes, la responsable de la limpieza ayudó a los ladrones a llevarse los vehículos.

 

MAZATLÁN FC
A finales del 2020 cuatro elementos del conjunto sinaloense fueron víctimas de robo dentro del hotel de concentración en San Luis Potosí. Entre los artículos que fueron sustraídos de las habitaciones se encontraban relojes, joyas y dinero en efectivo.

 

 ALAN PULIDO
El exchiva fue secuestrado 24 horas cuando estaba de vacaciones en Tamaulipas hace cinco años. Fue capturado por varios hombres, quienes permitieron que la pareja de Alan se marchara.
Los secuestradores de Pulido estaban negociando el pago del rescate cuando Alan decidió enfrentar al maleante que lo vigilaba, lo sometió al punto de quitarle la pistola y celular, lo cual le permitió comunicarse con las autoridades para pedir ayuda.