lunes, 29 de marzo de 2021

Jaime Lozano cumplió lo prometido, México

 Jaime Lozano cumplió lo prometido, México logró clasificar a los Juegos Olímpicos. El Jimmy se dice el hombre más feliz de México al conseguir el boleto a Tokio. “Me siento agradecimiento, siento que todo ha valido la pena, claro que tiene que ver el resultado, pero cuando te rodeas de gente capaz se entregan estos resultados. Soy el hombre más feliz de México en este momento”, dijo. No se siente graduado como entrenador: “Estar en Selección repercute para bien o para mal. Eso de haberme graduado lo definirá la FMF y los clubes, yo busco graduarme juego a juego”.

Sobre el juego semifinal, comentó: “Canadá venía a alargar el juego lo más posible, a buscar un error, un balón parado. Nos comenzamos a distraer con el tiempo, comenzamos a desesperarnos con el tiempo y el rival. Los tranquilizamos en el medio tiempo, recordándoles lo que nos trajo al juego semifinal. Había que bajar las revoluciones, porque estaban desesperados por encontrar el gol lo más rápidamente posible. Pero nos concentramos y vino la recompensa en una presión, el gol de Antuna”.

Pero falta aún algo, coronar el torneo y disputar el título ante Honduras: “Ahora hay que festejar, pero descansar bien, hay que hacer lo posible para que logremos quedarnos con la Copa, nos queda el último round y vamos a salir con todo a ganar. Honduras es aguerrido, tiene buenos jugadores que disputan cada pelota con todo lo que pueden, utilizan mucho el contacto físico. Son buenos jugadores… No los he visto, me sorprendió el resultado ante EU… En Panamericanos los enfrentamos, pero son más fuertes que en esa ocasión”.

Sobre el futuro, sobre los Juegos, dijo que aún no ha pensado en posibles refuerzos: “No tengo nombres ni posiciones para refuerzos. Después del martes ya comenzaremos a trabajar en nombres y posiciones. Me he enfocado en cada partido y después del martes habrá que hacer planes, quizá  una lista más grande”.

Ve a la grande, “me visualizo ganando la medalla de oro, me visualizo con la medalla en el pecho y escuchando el himno… Estamos dando pasos sólidos, enfocados en lo que nos corresponde. Me preguntaban si esta era una generación dorada, y eso lo decidirán los resultados. Hay que visulizarlo y cuando nos toque estar a la altura”.