miércoles, 17 de marzo de 2021

El romance del Real Madrid con la Champions League

 El romance del Real Madrid con la Champions League tiene una nueva reconciliación, los Merengues rompieron el malefició de los Octavos de Final de los últimos dos años y sin ninguna complicación le pasó por encima al Atalanta con marcador de 3-1 en el Alfredo di Stéfano para un 4-1 en el global.

El Madrid -que ganó la Ida por la mínima- fue mejor, mostró una cara que en LaLiga no se ve porque saben que la Champions tiene un romance con ellos y que solo es cuestión de volver a enamorar al torneo para seguir de la mano y esta serie contra Atalanta así fue.

Los de Zidane no se desesperaron, Vinicius se quiso echar el equipo al hombro con su velocidad, pero mostró que le sigue faltando para ser un jugador élite, que no solo ímpetu y ganas puede ser el referente que se busca en el Madrid.

El error que mató al Atalanta en Madrid

Un error del portero de los italianos fue el óleo para que Karim Benzema pudiera firmar una pintura de gol, el número 70 en su cuenta personal en la Champions y fue gracias a que Luka Madric aprovechó el pésimo despeje del cancerbero para dárselo al artista francés y pusiera su rúbrica en las redes.

La serie estaba prácticamente amarrada, pero la exposición de los Merengues debía completarse con un gol del capitán, Sergio Ramos.

El defensa fue el que ejecutó el penal que le marcaron a favor a Vinicius y con un fuerte disparo venció al arquero.

El Real Madrid se relajó con el 2-0, le prestó el balón al Atalanta y fue entonces que comenzó el espectáculo de Courtois y su defensa que ante las amenazas de Luis Muriel y Dediuvan Zapata, apagaron el fuego que se acercaba a su meta.

El único fuego que no lograron apagar fue un tiro libre de Muriel que puso el balón en el ángulo, pero el susto puso en alerta de nueva cuenta a los blancos que minutos después respondieron con un gol de Asensio a cinco del final y ahí sellar el pasaporte a Cuartos de Final.