jueves, 25 de marzo de 2021

Efraín Álvarez se ha convertido en la manzana de la discordia entre México y Estados Unidos

 Efraín Álvarez se ha convertido en la manzana de la discordia entre México y Estados Unidos por ver qué playera vestirá a nivel de selecciones.

A pesar de esta situación, el futbolista del Galaxy de la MLS tiene claro que en caso de jugar en México, hay un equipo que le genera debilidad y ese es Chivas.

Efraín señaló que su gusto por el Guadalajara viene de su padre, Crescencio Álvarez, quien en su juventud estuvo en el cuadro tapatío y fue compañero de Javier “Chícharo” Hernández, padre del “Chicharito” Hernández.

“Mi papá jugaba en Chivas en los tiempos del papá de ‘Chicharito’, luego él se vino con mi mamá al sueño americano y jugó hasta la Sub-20 en Chivas”, dijo el elemento mexicano de 18 años que fue convocado por Gerardo Martino para la gira europea que realiza la Selección Mexicana en Europa donde enfrentarán a Gales y Costa Rica.

Efraín recordó que su amor por el futbol surgió de la mano de su papá. “Él llegó a un equipo en Los Ángeles y fue ahí cuando comencé a enamorarme del futbol”, expuso.