viernes, 12 de marzo de 2021

Atlas continúa su racha ascendente, no sólo en la clasificación general

 Atlas continúa su racha ascendente, no sólo en la clasificación general, sino también en la tabla de cocientes, tras aprovecharse de un Puebla, que lejos del nivel mostrado en fechas anteriores, fue presa de los Rojinegros, que al son de 1 gol por 0, se marcharon de su visita a la cancha del estadio Cuauhtémoc dentro del arranque de la Jornada 11 del torneo Guardianes 2021.

Juego que los visitantes dominaron a placer durante los primeros minutos, pero sin la profundidad que a ellos permitiera reflejarlo en el tanteador, siendo las acciones a balón parado una situación recurrente, donde pese a la insistencia, no lograron emplear a fondo al guardameta Camotero, Antony Silva.

Puebla respondió hasta el 20 del reloj mediante un disparo lejano de Javier Salas, que irónicamente fue el de mayor peligro durante la primera mitad, en la que los ajustes hechos por Nicolás Larcamón le permitió equilibrar la balanza, pero generando un partido carente de emociones.

Ya en el complemento, Atlas buscó con vehemencia el arco rival en su afán de sumar tres puntos más a su cosecha, siendo el ex del América, Renato Ibarra, quien se animó a hacer algo distinto a lo antes visto, aunque su primer intento, al 50, culminó con un disparo demasiado cruzado y alejado del arco contrario.

La Franja tuvo pocas opciones, como la que al 61 surgió de los botines de Maximiliano Araujo, que en un cobro de tiro libre por el sector derecho, encontró la pierna salvadora de Víctor Malcorra, que disipó el peligro, impulsando así a su causa a echar el resto para llevarse los tres puntos en pugna.

Justo al 72, Jairo Torres aprovechó un cobro de tiro libre por izquierda para habilitar a Aldo Rocha, que favorecido por las facilidades brindadas por la zaga poblana, remató de cabeza para anidar el esférico en la zona tejida, sentenciando así por anticipado el cotejo con el 0 por 1 que se extendió hasta el final.

Lejos de emparejar, Puebla perdió por completo el orden y terminó amontonando atacantes en busca de la igualada, situación que derivó en par de sustos que el propio Renato Ibarra no supo coronar, siendo el central blanquiazul, Juan Pablo Segovia, el único que trató de cambiar la historia con un remate a tiro de esquina en la reposición, pero que no trascendió y dejó el triunfo en manos de los Rojinegros.